Trastorno orgásmico masculino

Trastorno orgásmico masculino

¿Qué es el trastorno orgásmico masculino?

La característica esencial de este trastorno es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo, luego de una fase de excitación sexual normal en el transcurso de una relación sexual que el clínico juzga adecuada en cuanto al tipo, intensidad y duración de la estimulación erótica (Criterio A). Los otros criterios, B y C, son los mismos que hemos mencionado a propósito de otras disfunciones.
Según Kaplan, H., la prevalencia general de este trastorno –también conocido como eyaculación retardada– es del 5% y su incidencia mucho más baja que la de la impotencia o la eyaculación prematura. Para Masters y Johnson, la incidencia de este trastorno fue de 3.8% en un grupo de 447 casos de disfunción sexual. La mayor parte de quienes lo presentan están por debajo de los 50 años. Algunos varones pueden llegar al orgasmo intravaginal luego de un largo período de estimulación no coital, mientras que otros sólo pueden eyacular vía la masturbación. Hay, todavía, quienes únicamente alcanzan el orgasmo en el momento de despertar tras un sueño de contenido erótico.

 

La disfunción orgásmica masculina puede deberse a causas orgánicas, por ejemplo, una hiperprolactinemia, o una reducción de la sensibilidad cutánea del pene a consecuencia de una afección neurológica (lesiones medulares, neuropatías sensoriales); pero en tales casos el diagnóstico correcto es: trastorno sexual debido a una enfermedad médica. Y si el trastorno fuera causado por la acción de una sustancia –por ejemplo, alcohol, opiáceos, neurolépticos como la tioridazina, o antihipertensivos– entonces el diagnóstico sería: trastorno sexual inducido por sustancias.

 

Entre las causas psicológicas hay que mencionar la percepción de la sexualidad como pecaminosa y de los genitales como sucios, expresión de una educación represiva, rígida y con prejuicios antisexuales, todo lo cual se traduce en temores inconscientes y sentimientos de culpa que dificultan las relaciones sexuales y las interpersonales. No es infrecuente la incapacidad de abandonarse al placer sexual, una actitud ambivalente –a menudo hostil– hacia la pareja y un gran temor hacia el embarazo. Los casos menos graves mejoran con la sexoterapia.

¡No se agobie innecesariamente, su problema puede tener solución!

Teléfono consultas 680 224 849

¿Necesita ayuda? Rellene este sencillo formulario

He leído y acepto la política de privacidad

Conforme a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa al interesado que los datos personales que proporcione en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de José Carlos Fuertes Rocañin que nos servirán para contestar a la consulta que usted nos plantea. La cumplimentación del formulario es voluntaria. Si el interesado no consiente el tratamiento de sus datos personales solicitados en este formulario, deberá abstenerse de enviarlo. El interesado puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante solicitud escrita a José Carlos Fuertes Rocañin en Paseo María Agustin, 15-19 4D 50004 Zaragoza o bien enviando un correo electrónico a info@josecarlosfuertes.com

Comparte en tus Redes